8 tips para hablar en público

Imagínate que te dicen en tu oficina: “Fíjate que tenemos una junta extraordinaria con los Directores del Área en 30 minutos y nuestro jefe no llegará sino hasta mañana, y ¡¡¡la presentación la harás TÚ!!!

¡OOPPSSSSS!
Si estas habituado a hablar en público, seguro habrás respondido: ¡CLARO, no hay problema!

En caso contrario:
ohoh, PROBLEMAS!!!

Si sientes nervios antes de hacer la presentación o en general cuando vas a hablar en público, es natural y saludable, ya que la adrenalina te permite estar MUY ATENT@ A TODO.

Demuestra que quieres hacerlo bien, para muchos los nervios pueden ser fatales: tartamudean, se les olvida todo (se ponen como en BLANCO), sudan de más, entre otros muchos aspectos.

¿Cómo puedes controlar tu nerviosismo y hacer presentaciones extraordinarias?
Aquí te van algunas recomendaciones y estoy seguro: QUE SERÁN DE ORO MOLIDO PARA TÍ:

 1. CONOCE EL LUGAR

Familiarízate con el lugar en el cual hablarás. Llega temprano, camina a lo largo del pódium o de donde están sentados los que participarán de tu plática. Practica usando el micrófono y tu presentación (si es que llevas alguna).

2. CONOCE A LOS PARTICIPANTES
Saluda a las personas que vayan llegando, esto te permite “ROMPER EL HIELO” al inicio. Es más fácil hablar a un grupo de amigos que a un grupo de extraños.

3. CONOCE TU PRESENTACIÓN
Muchas veces pensamos “Soy experto en el tema, no tendré problemas con mi presentación”, y eso puede ser muy cierto. Lo que también puede ser muy cierto, es que no conozcas el orden de tu presentación y lo vayas dejando al “ahí se va”.
NO TE LO PUEDES PERMITIR, date 10 o 15 minutos para hacer un repaso mental junto a tu presentación. Practica MENTALMENTE tus palabras.

4. RELÁJATE
OOOMMMMMMMM. OOOMMMMMMMM O cualquier otro mantra te ayudará para relajarte.
Libera la tensión:
•Tomando un vaso de agua antes de empezar a hablar;
•Haciendo 3 respiraciones profundas;
•Moviendo tu cuerpo para que lo “DESPIERTES”, pies-piernas-pelvis-tronco-brazos-hombros-cabeza

5. VISUALIZATE DANDO TÚ EL DISCURSO
Imagínate hablando: tu voz bien entonada, clara y segura.
Cuando te visualizas dando tu presentación de manera BRILLANTE, será tu presentación BRILLANTE.

6. NO TE DISCULPES
Si haces evidente tu nerviosismo o das disculpas por cualquier problema que tengas con tu presentación, estarás diciendo (sin decirlo): “NO ESTOY BIEN PREPARADO, ESTOY IMPROVISANDO”

Es muy posible que si te equivocas, solo tu te darás cuenta, quizá tu público ni se había dado cuenta.
¡SONRÍE Y SIGUE ADELANTE!

7. TRANSFORMA TU NERVIOSISMO EN ENERGÍA POSITIVA
Es increíble cómo puedes transformar en ENERGÍA POSITIVA tu nerviosismo, cuando menos te des cuenta estarás por terminar tu presentación y los nervios ya no estarán.

Concéntrate en que así sea

8. HAZ MUCHAS PRUEBAS
Si lo tuyo es hablar en público, entonces lo que puedes hacer es pedir a tus compañeros de trabajo, amigos, familiares que te den oportunidad de ensayar con ellos con diferentes temas.
También pídeles te den sus puntos de vista: toma lo que creas conveniente y desecha lo demás.

Recuerda el refrán:

“La práctica hace al maestro”, y si quieres ser un MAESTRO AL HABLAR EN PÚBLICO, debes practicar, practicar, practicar, practicar, todas las veces que sean necesarias claro, también debes sabes que en algún momento te puedes equivocar; cuando eso te pase, aprende de esa experiencia, observa cómo pasó, analiza rápidamente todo el entorno y entonces: APRENDE!.Visita:

comoaprenderhablarenpublico.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *